Publicaciones etiquetadas con: america en moto

Cómo comprar furgo en California, EEUU

En el viaje pasado, desde Miami hasta Buenos Aires en Harley, compramos la moto en Miami y fue SUPER FACIL, toda la info aquí,  así que esta vez dijimos ¿Y si lo hacemos en California?

¡mala idea!

En nuestro caso fue una mala idea, supongo que por el presupuesto ya que había opciones de compra pero por 10 mil euros o más, en cambio nuestro presupuesto era mucho más bajo y eso lo dificultó todo ya que la oferta de vehículos bajaba considerablemente.

Los Angeles es una ciudad enorme y sólo para ir a visitar una furgoneta al otro lado de la ciudad ya pierdes un montón de tiempo en las carreteras, y tiempo en EEUU equivale a dinero. Como ya expliqué aquí, viajar por Norteamérica puede ser muy económico, pero si estas pagando hotel y coche de alquiler cada día cuesta mucho. Nuestro tiempo máximo eran 5 días, si al quinto día no teníamos furgoneta se iba todo el plan al cuerno. El plan y el presupuesto.

Comprar el vehículo no es tan complicado en si (supone una mañana de trámites) lo difícil es encontrar EL vehículo que buscas.

Una vez lo encuentras y contactas con el dueño tienes que verificar que tiene hecho el SMOG TEST (una especie de ITV para los humos contaminantes) ya que sin esto aprobado no puedes poner el vehículo a tu nombre (en Florida este tramite no existe). Según la normativa el dueño debe vendértelo con el test ya pasado lo que pasa que una vez hecho el test y aprobado tienen 90 días para vender el vehículo, si no tienen que volver a hacerlo así que muchos esperan a tener un comprador  seguro para hacer el test y por ende la mayoría de anuncios de venta de vehículos no tienen hecho el smog test.

Si vas a ver un vehículo que no lo tiene y te gusta mucho puedes hacer tu mismo el test pero siempre con el propietario ya que si no lo pasa no puedes ponerlo a tu nombre. Un rollo.

Si tienes la casa de un amigo donde quedarte hasta que consigas el vehículo, todo bien, pero si estas en un hotel…mal.

Nosotros nos volvimos locos durante 5 días buscando y mirando furgos y cuando estaba a punto de decirle a Juan de abandonar el plan de furgo, coger un avión/bus y irnos directamente a Mexico fuimos a ver la ultima opción: una VW t4 del 90 y pico… tenia cosas que necesitan ser arregladas pero como Juan entiende de mecánica dijo: nos las llevamos y por el camino la voy arreglando (esto da para otro post).

Y así fue como empezamos nuestro nuevo proyecto de viaje en furgo.

¿Siguiente paso? ir al Walmart y comprar: colchón hinchable, mantas, sabanas, almohadas, camping gas, café, agua, azúcar y demás necesidades….. llenar el tanque de gasolina ¡y a la carretera! Nuestra primera noche fue en un camping gratis, rodeados de arboles en una noche super oscura. Dormimos de maravilla. Despertamos con la salida del sol….y de nuevo carretera….ay…. ¡adoro esa sensación!

 

CONCLUSIÓN: no es fácil comprar en California, mejor en Florida.

img_1856

 

Categorías: Sin categoría, USA | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

¿Por qué viajar a Mexico?

Hace poco me preguntaron por qué México es uno de nuestros países favoritos y esto me hizo reflexionar. Pues bien, aquí van nuestros motivos para viajar y recorrer México:

• Tiene paisajes de lo más variados: desierto, montaña, selva, playas, lagos, volcanes, cuevas únicas…

• Tiene una capital espectacular, llena de barrios históricos y modernos. También parques, ruinas precolombinas (Teotihuacan), zona de naturaleza y tradición (Xochimilco), museos antropológicos…

• La cantidad de cultura prehispánica todavía presente es abrumadora.

• Cientos de ruinas mayas, aztecas, olmecas…

• Cada estado es digno de visitar. Cada uno te ofrece una tradición diferente.

• La comida: tacos, elotes, gorditas, quesadillas, frijoles (benditos frijoles!) tamales, mole y mucho más. No se pasa hambre en Mexico y no todo pica tanto como creemos, eso si, cuidado con la fruta sazonada con picante, no es para todos los gustos.

• No es caro si tu presupuesto es reducido. Y si quieres gastar más, hay opciones maravillosas.

• Puedes hacer snorkel y buceo en el Caribe y en cenotes, ver coral y tortugas. El Caribe mexicano es de los mejores del mundo para sumergirse.

• Por supuesto, la gente es muy amigable y a mi personalmente me encanta como hablan. Tengo amigos mexicanos que cuando hablan me embelesan.

• Tiene muchos pueblos coloniales tan bonitos y bien conservados que están en las lista de los mejores de Latinoamérica: Zacatecas, San Miguel de Allende, Real de catorce, Guanajuato, San Cristóbal de las casas…

¿Necesitáismás motivos para viajar a México?

Pues tengo más! En México debéis visitar las cascadas de agua azul que hay en la Huasteca Potosina y en Chispas, debéis visitar el sótano de las golondrinas y ver el sorprendente espectáculo de las golondrinas al entrar o salir de la cueva volando juntas, celebrar el día de los muertos, ver cantar y tocar mariachis, comer insectos en Oaxaca, nadar con el tiburón ballena en Baja California…

San Miguel de Allende, MexicoTacosTacos en Mexico DFSan Miguel de Allende

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , , | 1 comentario

¡El blog cumple 4 años!

¡Wow! el blog acaba de cumplir 4 años, y no puedo decir otra cosa que lo de siempre: ¡qué rápido pasa el tiempo! en estos cuatro años hemos ido de Buenos Aires hasta Nueva York en una BMW F800GS, hemos ido de Miami a Buenos Aires en una vieja Harley Sportster, hemos estado en la India con una Royal Enfield y además hemos montado una empresa que crece cada año. Hemos alternado trabajo intenso con viajes intensos, normal que estos 4 años hayan pasado tan rápido. Además de los otros viajes que hemos hecho anteriores al blog, ojalá lo hubiera contado todo en su momento porque os aseguro que cuando me fui de mochilera con mi amiga Natalia a Argentina y Chile vivimos autenticas aventuras llegando hasta Ushuaia haciendo auto-stop, incluyendo un camionero que llevaba cierta droga blanca muy adictiva en su guantera o cuando Juan y yo nos fuimos 4 meses al sudeste asiático y con una scooter nos perdimos por Vietnam, Laos, Camboya y Tailandia. Eso sí, todo lo que hemos hecho, lo hemos hecho con pasión y dejándonos la piel.

Bueno pues me he puesto a mirar cual ha sido el post más leído en estos cuatro años y ha sido una sorpresa descubrir que ha sido el de Alojamientos  ¡Alojamientos! ¿será que lo que más le preocupa a los viajeros en moto es dónde van a dormir? Entiendo que es un tema delicado, teniendo en cuenta que en la mayoría de países de Latinoamérica te recomiendan no andar de noche con la moto y que mejor estar más o menos en un lugar seguro.

¿Como hacemos nosotros? nunca reservamos un alojamiento cuando el viaje ya ha arrancado, solemos reservar la primera noche para tener un lugar donde llegar en el nuevo país, pero luego es todo improvisación. Según pasa la tarde vamos viendo donde nos quedamos. El Sudeste asiático tiene un montón de oferta así que puedes ir viendo sobre la marcha. Y tanto en América del sur como del norte también suele haber bastante oferta, siempre hay alguna pensión, hostel o camping.  El problema es encontrar algo acorde a tu presupuesto.

Cuando hemos viajado por América en general hemos gastado más o menos 10 dólares por noche los dos. A veces por ese precio hemos dormido en una habitación con baño y de construcción nueva en un hotel recién hecho en una ciudad de Perú, otras es lo que hemos pagado por una cama en habitación compartido, y otras un camping en EEUU. Claro que hay excepciones y en Costa Rica (que es bastante caro) hemos pagado 25 dólares por los dos en cuarto compartido ¡¡incluso 80 dólares una vez en EEUU!!

Ya conté en otro post varias aplicaciones móviles que pueden ayudar. Y se que existe el Couchsurfing pero nunca nos ha funcionado cuando realmente lo necesitábamos y como tienes que estar pendiente del anfitrión, al final solo la hemos usado dos veces. Un chico agradable en la Patagonia y una mujer adinerada en Bogotá que nos dejó una habitación espectacular y a la mañana siguiente su señora/asistenta nos preparó el desayuno.

Claro que nos ha pasado que se haga de noche y no tener donde dormir, y también nos ha pasado  no querer pagar lo que nos pedían y seguir carretera en plena noche. Recuerdo perfectamente ir en la ruta de noche en México y pensar que nos iban a atracar, pero también recuerdo estar en plena carretera Austral de Chile sin asfaltar, con vacas en medio del camino y mirar hacia arriba y alucinar con el cielo iluminado de estrellas. Si volviera a viajar en moto creo que aplicaría más la acampada libre, me libraria de miedos y ahorraria dinero acampando en medio de la naturleza más veces de las que lo hicimos.

Pero soy consciente de que esto no es siempre lo adecuado, depende del ritmo del viaje y del tiempo que tengas. Si vas a viajar quince días en fechas tipo Navidad o Semana Santa, no hace falta que te diga que mejor reserves ya que tienes poco tiempo y no querrás perderlo en buscar cada día hospedaje. Y si además tienes presupuesto pues un sitio cómodo y bonito te apetecerá más que cualquier agujero donde dormir y seguir carretera al día siguiente. Yo he disfrutado tanto de agujeros tenebrosos como de hoteles bonitos, lo importante es encontrar lo que necesitas en cada momento, y si viajas en moto un espacio donde guardarla es lo más importante.

Si tenéis experiencias para aportar o algún consejo no dudéis en usar la opción “Comentarios” de más abajo.

¡Saludos!

IMG_1202

Baja California, acampada libre

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

El viaje me hizo a mí

¡Hola!

Hoy es un post de esos que me gustan porque hablan y reflexionan sobre la vida. En este caso sobre aprendizajes viajeros que he aplicado a la vida laboral.

Me gusta hacer una analogía del viaje y el emprendimiento porque ambos son una aventura hacia lo desconocido. Una aventura llena de emociones que te hacen estar alerta en todo momento. Para mí esto es un gran estimulante, una fuerza que te hace salir de tu zona de confort y explorar nuevos mundos, nuevas sensaciones.

Tengo que decir que mis viajes no son viajes de vacaciones, y aunque conozco a muchos viajeros de mi estilo, sé que no son la mayoría. La planificación se limita a comprar un vuelo, conseguir moto (cuando se puede) y la primera noche de hotel, después es todo improvisación. Son viajes largos, de uno a cinco meses y haciendo trayectos en moto cada día, a veces solo 50km a veces 300 y solemos cruzar varios países. Son una aventura en toda regla. La playa y la comodidad las tengo en casa, las maravillosas Islas Baleares así que no salgo a buscarlo afuera.

Cuando digo que el viaje me hizo a mí, lo digo porque el viaje hizo que me diera cuenta de mis capacidades. El hecho de enfrentarme cada día a nuevos retos me hizo desarrollar la creatividad en la resolución de problemas, la paciencia en los momentos de mayor frustración y la flexibilidad en la adaptación constante a nuevos entornos. El viaje despertó en mí la necesidad de nuevas aventuras y eso lo he aplicado tanto a mi vida laboral como a mi vida viajera. Esto es un arma de doble filo porque es difícil volver atrás, volver a una vida cómoda sin demasiados altibajos y cierta estabilidad, ya que eso se vuelve aburrido y poco estimulante. No se si será la adrenalina que desprendes en cada nueva aventura que hace que te enganches a esa sensación. Pero cuando te das cuenta de que puedes lograr un objetivo aparentemente difícil, después surge otro y otro. Y de repente estar fuera de la zona de confort es tan estimulante que cuesta salir de esa zona de no confort.

Eso, y estar dispuesto a perder, creo que son las claves de todo emprendedor. Hay que estar dispuesto a salir de lo cómodo y hay que estar dispuesto arriesgar ya que los planes pueden no salir como deseas. Yo siempre me pregunto: Si esto sale mal, ¿qué pierdo?

Recuerdo el día que enviamos nuestra moto desde Barcelona hasta Buenos Aires tanto como el día en que compramos el vehículo que sería nuestro Food Truck. Las dos veces tenia el corazón en un nudo y el estómago encogido. La noche anterior no pude dormir por los nervios. Las dos veces sabía que podía perder algo valioso además de bastante dinero, pero evalué ganancias y pérdidas y me arriesgué y las dos veces salieron bien (otras perdí).

La moto llegó entera y pudimos recorrer el continente americano en ella durante casi un año (después de superar la interminable burocracia argentina) y el vehículo se convirtió en un precioso food truck que no para de rodar por Mallorca.

Pero para conseguir aquello tuve que arriesgar y tirarme a una piscina que no conocía y aprender a nadar en ella.

Mi mayor aprendizaje fue que para llegar hasta Nueva York desde Buenos Aires, no tenia que fijar la mirada en el destino final, si no en el siguiente pueblo. ¿Cómo llegamos a la siguiente población? ¿Qué carretera es mejor? Sin olvidar el último objetivo, hay que centrar las fuerzas en el día a día. Hacer algo cada día que te acerque a tu meta (que nunca será la última porque según te vayas acercando aparecerán nuevas) y así paso a paso y poc a poc ir recorriendo camino. Con un emprendimiento es igual, cada día hay nuevos desafíos que superar, nuevos aprendizajes, carreteras llenas de curvas o rectas interminables, piedras en el camino y pinchazos, pero seguir adelante y no desistir es la actitud principal. Resolver los problemas cuando surgen y seguir. Sin olvidarse de disfrutar del recorrido y las sorpresas que el viaje y la vida te deparan.

Me quedo con estas famosas frases:

“El mejor maestro, tu último error” “Hazlo, y si te da miedo, hazlo con

miedo”

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Apps para viajar

No me gustan mucho los post tipo “que llevar a un viaje en moto”, la verdad es que pocas veces los leo, sin embargo reconozco que son útiles para las primeras veces y es posible que acabe haciendo yo uno porque no os imagináis los trastos que hemos llevado/cargado en nuestros viajes. Y en el otro extremo, en algunos, por no llevar no hemos llevado ¡ni cámara de fotos!

Hace tiempo que Juan me dice que quiere un dron, y yo pienso “uff otro trasto”, “luego hay que editar los videos, uff que rollo”, aunque es verdad que la mayoría de sitios donde vamos son dignos de ver desde arriba, ojalá lo hubiéramos tenido en las cataratas de Iguazú o en los templos de Angkor. En fin, ya veremos si se lo compra algún día, que ya te digo, comprar es lo fácil, después hay que sacarle provecho…

Pues por ser un domingo tranquilo y por si a alguien le sirve, hoy me apetece contar sobre las aplicaciones de móvil que nos han ido bien o mal en nuestro viajes. No son muchas pero por ejemplo:

(Los datos se basan en lo usado en nuestro último viaje de Miami a Buenos Aires en Harley, en los anteriores nunca usamos aplicaciones).

Airbnb, la odio. Recuerdo en una gasolinera de EEUU buscando alojamiento por la zona, se estaba haciendo tarde, hacia un frío que pela y no había campings por ahí. Empecé a buscar con el mapita que tiene la aplicación ya que al tener moto no tenemos problema en ir al más barato aunque esté alejado del centro. Hacía tanto frío que me costaba usar los dedos para rellenar la información y se me caía el agüilla/moquillo de la nariz todo el tiempo, estaba temblando. Pues después de media hora buscando, eligiendo y rellenando resulta que tienes que esperar a que el dueño de la casa ¡te acepte o no! Yo pensaba (ingenua) que reservabas y cuando el tipo te daba el ok podías ir, deduciendo que si el tipo pone el anuncio en la web es porque quiere alquilar, pero no sabía que tiene 24 horas para aceptarte o rechazarte. Vamos que ya te puedes quedar esperando en la calle hasta saber si te quiere o no. Entonces a nosotros no nos sirve porque la mayoría de las veces no sabemos dónde vamos a pasar la noche, no nos gusta reservar el día anterior si no sabemos si vamos a llegar al destino. Es verdad que tiene una opción de búsqueda para habitaciones que no requieren aceptación previa, pero siempre eran mucho más caras.

Así que a nosotros Airbnb no nos sirve, por lo menos en EEUU no nos sirvió y me la quité del móvil.

Luego tenia otra aplicación descargada que no duró mucho tiempo: Gamping, la verdad es que la idea me encantó porque la gente puede poner cualquier espacio que tenga donde puedas poner tu carpa, sea un garaje, un rancho o su jardín. Y por supuesto a precio más asequible que un camping. Pero nunca encontramos sitios en la zona donde estábamos. Nunca.

Booking.com, el rey de los buscadores porque la información que te dan es muy extensa y sabes de antemano donde te vas a meter, pero lo que no sabes es cuanto vas a pagar del todo porque siempre hay que añadir “tasas varias” con lo cual el precio que aparece en la búsqueda no es el definitivo. Sin embargo, lo que me gusta de Booking.com es que puedes buscar con el mapa y el localizador “alojamientos cerca de ti” y en EEUU esto nos vino muy bien por ejemplo en NY donde es tan caro dormir, pero con el mapita encontramos un sitio decente cerca del aeropuerto JFK y cerca del depósito donde estaba la moto guardada antes de ser enviada.

También nos vino genial en una ciudad de México con muy mala pinta ya que se nos hizo tarde y no encontrábamos donde dormir (a nosotros no nos pasan esas cosas de que los locales nos invitan a dormir a sus casa cuando te ven en la calle tirado, bueno sí, una vez un borracho nos invitó) así que con la aplicación encontramos rápido un sitio relativamente barato y seguro.

Lo que hacemos mucho con Booking es lo siguiente: miramos en el mapa la zona de la ciudad donde hay varios alojamientos y vamos para allá porque sabemos que ahí habrá otros más baratos y de menos categoría que no aparecen en la aplicación. O incluso alguno de la aplicación pero donde puedes regatear un poco.

Google maps. Uff es amor / odio. Suele ir bien para saber que carreteras tenemos para llegar a un sitio. Sin hacer caso de las horas que marca porque no suelen ser reales, pero sí de los km aproximados. También puedes ver si hay muchas curvas o es una carretera más directa. Y con esos datos elegir qué ruta prefieres, también hay que ir  contrastando información con la gente de la zona, aunque a veces te manden a cualquier lado. Aunque Google maps también te manda al carajo cuando no hay buena conexión. Aún tengo que contar la peor noche del viaje por culpa de Google maps en otro post.

Y por último, la que más utilizamos en nuestro ultimo viaje por las Américas: Ioverlander. Es casi ideal. Funciona offline y hay mucha información, toda metida en la aplicación por otros viajeros y con datos muy buenos. Por ejemplo, gasolineras, hospedajes de todo tipo o puntos conflictivos donde ha habido atracos a viajeros. Sobre los alojamientos, puedes saber de antemano todo lo que te ofrecen y cuánto cuestan. Hay miles de datos y la verdad es que casi todo el viaje nos vino genial. ¡Os la recomendamos!

¡Un abrazo, viajeros!

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

Las caídas en moto

Hubo momentos a lo largo del viaje en los que el destino nos puso a prueba y tuvimos momentos de mucha tensión donde el viaje se podría haber truncado. Momentos en que en una décima de segundo el viaje te pega una bofetada y te saca, por unas horas, de esas sensación de levitación y felicidad absoluta en la que te encuentras. Eso sí, sabiéndolo llevar, en pocas horas vuelves a estar eufórico de felicidad, porque la vida es así, bofetadas que hay que saber afrontar.

Y después de esta filosófica introducción, os contamos las ostias que nos dimos con la moto:

En Ecuador, ¿qué pasó?  íbamos buscando alojamiento, y de cabezotas ratas que nunca ase conforman con el primero que ven, íbamos por una avenida y de repente, bum! una señora abre la puerta del coche de par en par y nosotros que nos la comemos.  No íbamos a mucha velocidad porque había tráfico pero sentí como el pie se me retorcía entre la maleta de aluminio y el asiento. Al ir lentos, mi cuerpo pudo girar a la vez que el pie y caí al suelo, lo malo es que el pie se me quedó enganchado bajo el peso de la moto, lo bueno que fue sobre la bota y no sobre el tobillo. Esta es la típica caída que incluye fractura de tibia y peroné si te pilla rápido y el tobillo te hace crack. Lo que sí se rompió en pedazos fue la pantalla que nos protegía del viento y el intermitente.

¿Qué hicimos? discutir a muerte con la señora. En estos casos no hay seguro que valga ni policía que te puedas fiar así que toca negociar quién paga los gastos y cuánto. La verdad es que la señora se portó bien y nos pagó la pantalla en efectivo y pudimos comprar otra. Ni la misma marca ni el mismo modelo, tampoco una nueva. Pero sí una usada en muy buen estado que es la que tenemos a día de hoy.

Consejo: mantener mucho la calma, dialogar, pelear por tus derechos y no llamar a la policía. Dicen que te piden dinero y el caso pasa a estar en manos de un juez que determinará quién es el culpable y quién paga.

Anécdota del momento: al caer nosotros al suelo podríamos haber golpeado a un coche que circulaba, cosa que por suerte no pasó. Sin embargo, lo que si pasaba por ahí fue un taxi que aprovechó la jugada y frenó diciendo que le habíamos golpeado el coche. Nos señalaba un rayón que tenía a lo largo de la puerta diciendo que habíamos sido nosotros. Nosotros le decíamos que en la moto no había ningún resto de pintura amarilla y cuando vio que a nosotros no nos iba a sacar nada, fue a pelearle a la señora que había abierto la puerta. Al parecer llevaba a la madre dentro del taxi y esta salió a discutir pero la otra le dijo “¡señora con el debido respeto no se meta!”. El taxista, al ver que no podía sacar tajada, de repente se fue. Menudo vivo!!

También recuerdo que la gente hizo un corrillo y nos hicieron fotos con el móvil. Me quedé con las ganas de hacerle un corte de manga a más de uno o tirarle el móvil a la mierda.

Al final volvimos a la primera pensión que habíamos visto…

Continuaremos con las caídas….

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , | 2 comentarios

Envío de la moto. Capítulo I

Como esto del envío de la moto se está alargando tanto, vamos a contarlo por partes para no aburrir. Además, aun no se ha resuelto el asunto así que os iremos contando lo ocurrido hasta ahora. La primera empresa con la que hablamos para enviar la moto en avión desde Nueva York hasta Barcelona fue IContainers. La misma con la que la mandamos de Barcelona a Buenos Aires en barco. La primera vez no quedamos del todo contentos pero el precio que nos daban para el envío era muy bueno, y como ya nos conocían habíamos acordado recibir un descuento a cambio de poner su logo en la web. (Recordad: lo barato sale caro) Un par de semanas antes ya teníamos un número de reserva en el siguiente avión (para la moto) así que reservamos el nuestro para volver a casa un domingo y a buen precio también (de nuevo, recordad, lo barato sale caro, nosotros ya lo hemos aprendido).  Pues bien, era martes de la misma semana del vuelo y IContainers todavía no nos había dicho donde dejar la moto para ser embalada y llevada al aeropuerto. Empezamos a ponernos nerviosos, estábamos a la afueras de NY, donde era más barato alojarse (hacia frío para acampar, Recordad: llevaros los mejores sacos de dormir de invierno) y ya queríamos dejar la moto y recorrer la ciudad a pata, además nos íbamos a quedar con una familia que no tenia donde dejar la moto. Nuestro plan era dejarla embalada y lista para salir, y patearnos la ciudad hasta el día de irnos. Pues no fue exactamente así. Estábamos como locos, ya peleando con la empresa, era jueves y no sabíamos donde dejar la moto. Nuestro vuelo salía el domingo y la desesperación se apoderaba de nosotros. Finalmente, el jueves por la tarde nos dan un dirección cerca del JFK donde dejarla. Eran las 4 de la tarde, llamo a la empresa y le digo que estamos en el Bronx (dimos una vuelta por la ciudad en la moto para no desaprovechar el tiempo) y me dice que no llegamos a tiempo y cierra a las 5. Le pido que nos espere y así hizo, hasta las 5:30 que llegamos. Conocimos al hombre que nos iba a embalar la moto y dueño de la empresa, Ilan. El único que nos explicó el proceso de envío y lo que teníamos que hacer. Quedamos al día siguiente a las 9 de la mañana para llevar la moto. Buscamos un hotel cerca y barato (con Booking y el wifi de un McDonalds pudimos buscar un hotel cerca). Costaba 80 dólares y estaba encima de un bar en Belle Harbor, una zona de playa. Agotados, dejamos la moto en un pasillo del bar y nos tomamos unas cervezas, la música era buenísima y la gente se nos acercó a hablar. Cenamos en el chino de al lado y nos fuimos a dormir, por una vez tranquilos. Organizamos los bolsos dividiendo lo que se iba con la moto y lo que se quedaba con nosotros. Dejamos nuestras cosas en la habitación porque el check-out no era hasta las 12 y a las 9 ya  estábamos donde Ilan. Dejamos la moto y nos fuimos muy desconsolados. A pesar de saber que estaba en buenas manos sentimos que la estábamos abandonando como a una mascota en una gasolinera. Hoy llevamos mas de tres meses sin ella. Bueno, volvimos al hotel en 6 paradas de tren, eran las 12 menos cuarto y cuando llegamos nos conectamos y tenemos un mensaje de IContaners que dice que le llamemos cuanto antes que “es urgente”. Me pongo nerviosa y llamo de inmediato. Me dice el tío que el precio del envío de la moto ha subido a 3 mil euros porque la aerolínea ha visto que se trata de una moto y por tanto el precio es otro. IContainers nos había dado un precio por peso y volumen de mil euros. Casi lo matamos, Juan le dijo de todo y yo estaba como una loca, encima había que dejar la habitación, era viernes, volábamos el domingo y la moto se quedaría en NY. Casi nos da un ataque pero la única solución era que nos la mandaran en barco si era más barato y que empezaran los trámites cuanto antes. Con dos mochilas nos dirigimos a casa de la familia argentina que nos alojó, gracias a ella conocimos NY en dos días y vimos de primera mano como se vive ahí. Aunque no os lo creáis, al principio del viaje le dije a Juan que ojalá pudiéramos quedarnos con alguien en NY para saber como era la vida en la que llaman “la capital del mundo” y también le dije que había muchos argentinos y que quizá conocíamos a alguno que nos invitara a su casa. Y mi ilusión se cumplió. Siempre recordaremos su ayuda hacia unos desconocidos. Llegó el domingo y coger ese vuelo dejando la moto en esa gran ciudad, donde nadie se podía hacer cargo del asunto o ir a buscarla nos hizo estar muy tristes y nerviosos. Desde que llegamos a casa he hecho mil llamadas. He hablado con Ilan casi a diario y por suerte, sabemos que en su almacén está resguardada. Él nos dijo que estuviéramos tranquilos que la moto ya estaba en una caja de madera y estaba en su almacén donde nadie la tocaría. Pero claro, tres meses después ya nos dijo que estaba cansado de tenerla ahí y que iba a empezar a cobrarnos. Estuvimos peleando con IContainers cada día, se pasaban la pelota de un lado a otro, hablábamos con Barcelona, la oficina central y ellos nos pasaban con Miami, su oficina de EEUU. Nadie sabia nada, pero la moto no se embarcaba en ningún barco. Para lo único que fueron rápidos fue para cobrarnos. Nos pasaron una factura de: coste de la caja, almacenaje, tramitación de reserva y entrada-salida del almacén. A esto les dijimos que una mierda íbamos a pagar almacenaje (si la moto tardaba en salir era por su culpa) y menos aun la reserva y la entrada- salida de almacén, ¡¡si la moto la llevamos nosotros!!. Después de tira y afloja, peleas, llamadas y emails, que ahora se dice rápido, pero pasarte tardes enteras mirando el ordenador, dándole a cargar la pagina para ver si entra un mail nuevo, mirando el móvil para ver si te han llamado aunque sabes que no porque no ha sonado o mandar mails y que no te contesten, es realmente frustrante y desesperante. Al final asumieron ellos algunos costes pero debíamos pagar la caja y almacenaje, 600 dólares, que por suerte está más bajo que el euro y se quedaron en 450 euros aprox. Pasaba el tiempo y no nos traían la moto, no nos daban noticias, hasta que un día nos dicen que no podían traerla desde NY porque no gestionaban envíos desde ahí y tenían que mandar la moto por tierra hasta otro puerto en Carolina del Sur y de ahí un barco, por supuesto, eso salía más caro. Les dijimos que nos íbamos con otra empresa y me dijeron que era lo mejor para todos. HDP!! No volvimos a hablar con ellos y yo hablaba sólo con Ilan para decirle que estaba buscando otra empresa y que tuviera paciencia. Hasta aquí la primera parte del envío de la moto, ya se que es muy largo y aburrido, y podría contar más, copiar mails para demostrar la ineptitud del personal de IContainers pero sería más aburrido el post. Desde luego, si alguien quiere preguntar algo le responderemos encantados. Próximo post: la empresa nueva.

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

Sin papeles

A propósito de un reportaje que acabo de ver sobre la inmigración africana en España y el resto de Europa, voy a contar la historia de los emigrantes que recorren miles de km desde cualquier país de Latinoamérica (sobre todo de centro América) para llegar hasta Estados Unidos en busca del sueño americano. Podemos hablar ligeramente de este tema porque nos han contado sus historias de primera mano dos de ellos. También conocimos a una mujer que los ayudaba en el camino dándoles comida en un punto de México donde pasan en tren. En los diez minutos que para les dan comida, medicinas, ropa…

Estos chicos cogen una mochila pequeña, meten algo de ropa, comida para unos días y se guardan todo el dinero posible que han ahorrado. Se levantan un día y dejan su familia y su hogar para irse hasta Estado Unidos por tierra. Lo hacen caminando, en autobús, pero lo mas importante es que deben pasar desapercibidos, nadie se puede dar cuenta de lo que están haciendo, sino la gente de cada país se aprovecha de su situación. Uno nos contó  que cruzó el Tapón de Darién en lancha y caminando con un guía y otros emigrantes. Este guía, en medio de la selva “se fue” y aparecieron unos atracadores que les pidieron dinero. Estos atracadores sabían hacia donde se dirigían y sabían que les podían extorsionar.  Y no fue la única vez que le robaron, a veces se quedaba hospedado en una pensión y a la mañana siguiente, al salir, le estaba esperando la policía para pedirle dinero. Es así, la policía sabe que están de manera ilegal en el país y les piden dinero o se los llevan arrestados. La gente de cada país saben que ellos no son turistas, saben que están de paso en su camino a EEUU.

Este chico había viajado desde Ecuador hasta EEUU, donde lo conocimos, y había pasado por los mismos pueblos que nosotros con la moto. Le pregunté si en Colombia le habían tratado bien (porque a nosotros de maravilla) y me respondió “bien mal me trataron”. Mientras nos contaba su historia yo no podía evitar sentirme un poco avergonzada, en todas partes a nosotros nos trataron bien, incluso la policía, sólo por ser europeos o turistas, por tener el pasaporte de un país “fuerte”, sin embargo, a él,  que también es latino como ellos, le han extorsionado, robado, mal tratado por ser un emigrante, por estar de ilegal en un país han querido aprovecharse de su situación, aprovecharse de que una persona esta lejos de sus casa y de su gente, con los únicos medios que los que lleva encima y su fuerza mental y física para llegar hasta EEUU.

Otro “viajero” pero viajero por necesidad no por placer, nos contó como caminó por el desierto de México hasta la frontera, como en la frontera pasó varias noches recluido en un casa que tienen los coyotes hasta que le permitieron cruzar.

Perdonad mi ignorancia, pero yo pensé que esto ya no pasaba tanto, que los coyotes eran un mito, pero no hay más verdad que la pura realidad y esto existe hoy en día. Existe en Europa y existió toda la vida. El ser humano siempre buscó sitios mejores donde vivir. Sin embargo, ahora el mismo ser humano se lo impide a otros. Es un tema complicado.

Después de conocer a estos dos luchadores (eso si es luchar por un sueño: vivir mejor, algo que debería ser una realidad no un sueño) entendí por qué durante todo el viaje la gente nos preguntó cómo hacíamos para pasar de un país a otro, cómo cruzábamos las fronteras. Yo no entendía semejante pregunta y les decíamos “pues cruzando, enseñando el pasaporte, haciendo un trámite y ya está”. Y es que ellos no lo tienen tan fácil.

Desde aquí, gracias a F, G y P por contarnos sus historias y por acercarnos mejor a la realidad que, a veces, estando de paso se nos escapa.

DCIM100GOPRO DCIM100GOPRO DCIM100GOPRO DCIM100GOPRO DCIM100GOPRO DCIM100GOPRO

VIDEO DE LAS FRONTERAS QUE CRUZAMOS EN CENTRO AMERICA:

Categorías: Centroamérica | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Alojamientos económicos en las Américas

(Antes de nada aviso de que este post contiene palabras feas a falta de un sinónimo mejor)

Lo más agotador del viaje no son los 300 kilómetros que te haces en 7 horas por carreteras de tierra, llenas de camiones o animales que se cruzan, sino una vez en destino buscar donde “planchar la oreja”. Y lo más complicado que sea bueno, bonito y barato. Y como sabemos que esto existe, no nos quedamos en un pueblo sin haber visto antes por lo menos tres opciones para dormir, como si un estudio de mercado se tratara. Y es que a veces pagando un poco más te ofrecen mucho y otras pagando menos es suficiente lo que te dan. A veces se nos ha hecho de noche buscando lo que necesitamos y otras veces hemos gastado más gasolina que la diferencia entre uno y otro. Pero es que no podemos evitarlo, somos unos rácanos. A veces le decía a Juan “qué difícil es esto” y él me decía “es muy fácil, vamos al hotel de 50 dólares”. Entonces cerraba el puño y hacia un esfuerzo extra por encontrar ese sitio barato, con sábanas limpias y buena ducha. Aunque a veces tuvimos que “cerrar el orto” (como dicen en argentina) y pagar. Nos pasó en Panamá, en un pueblo, digamos, sin encanto, en el que se nos hizo de noche y no había nada decente donde dormir. Teníamos que elegir entre un sitio de unos chinos súper sucio y asqueroso al lado de un puticlub y pagar 35 dólares o pagar 50 por uno con piscina donde se celebraban bodas bautizos y comuniones. Pero decíamos, “estamos en Panamá, no puede costar lo mismo que un hotel en Mallorca, estamos en un pueblo en medio de la nada de Panamá”. Al final dormimos en el de 50. Que tampoco era un gran lujo, pero pudimos descansar bien, no sin que nos fastidiara pagar tanto.

En Estado Unidos estábamos de camino a Yellowstone, ese lugar tan imperdible entre viajeros, ese lugar al que si no vas todos te dirán el resto de tu vida “¡¿no fuiste a Yellowstone?!”. No importa haber ido desde Argentina hasta Estados Unidos en moto, igual te dirán “¿¡no fuiste a Yellowstone!?”. Pues no coño, no fuimos porque hacia un frío que te cagas y los hospedajes eran carísimos y los baratos estaban llenos. Y es que estábamos a 250 km de distancia, veníamos acampando gratis o casi gratis pero en este pueblo ya se notaba el frío. Unos viajeros que venían del norte nos dijeron que amanecieron con hielo en la tienda de campaña. Había que ser realistas, nuestra tienda es del Decatlón y los sacos no son para nieve. Pero de cabezones seguimos norte. Esa noche a 250 km de distancia estábamos buscando un camping mientras atardecía y los grados iban bajando tan rápidos como el sol.13…8…5 Así que fuimos a preguntar en el hotel más cutre. Estaba lleno. Preguntamos en el más barato que aparecía en internet (suerte que siempre hay un McDonalds con wifi) y ese costaba ¡¡80 dólares!! Volvimos a buscar camping. 2 grados… 😥 necesitábamos leña…necesitábamos un bosque entero con ese frío… no había leña en el camping pero había unos árboles a pocos km y unos cuantos troncos en el suelo….así que cargamos la moto con troncos… iba yo agarrándolos con los brazos pero pesaban tanto que me hacia daño… la temperatura a 0 grados!!  el sol desaparecido y nosotros cargando leña por caminos de tierra buscando donde plantar la tienda de campaña. No sabíamos que nos jodía más, pagar 80 dólares o pasar un frío de cojones. Finalmente sucumbimos, sí, nos rendimos ante el frío. No somos verdaderos aventureros. Con lo bien que hubiera quedado la foto con nieve en la moto y en la tienda de campaña y así enseñaros que somos auténticos adventure overlanders, jaja

Así que pagamos el hotel y menos mal que tenia desayuno incluido porque les dejamos sin tostadas, sin magdalenas, zumo, café… Ni hablar de las tortitas. Así que un gran consejo viajeros, llevaros el mejor saco de dormir de invierno para poder descansar en cualquier sitio donde os pille la noche.

Al final no fuimos a Yellowstone porque no había hotel barato por la zona (lo miramos en internet) y no podíamos acampar con esas temperaturas. El límite lo teníamos en 13 grados y con leña.

En Sudamérica es donde más hemos pagado para dormir porque no es tan caro. Y donde era caro compartimos habitación en hostales. Después de haber hecho el viaje, si volviera a hacerlo creo que haríamos más acampada libre. En lugares apartados. Sobre todo porque ya no me gustan los hostales donde todos los mochileros buscan fiesta y ligues. Se nota que ya no tenemos 20 años… aunque Juan se dormía en cualquier lado…. yo no podía dormir con el típico tío que ronca que siempre hay en cada habitación y me tenia que levantar y despertarle para que se cambiara de posición y dejara de roncar. Y como dijo Almu y Fer, “mejor dormir en nuestra tienda antes que en un sitio de mierda”.

Fuimos apuntando los sitios donde dormimos que estaban bien de precio y sobre todo donde tenían buen espacio para la moto. En algunos aprovechamos para cambiar el aceite o las pastillas de freno. Por mucho que acampéis, algún día necesitareis una ducha o internet.

En esta lista están algunos de ellos, no siempre me acordaba o tenia ganas de apuntarlo, pero para el que vaya a viajar y no tenga ganas de buscar puede ir directo a alguno de estos (FOTOS ABAJO DEL TODO):

Alojamientos buenos, bonitos y baratos (relación calidad-precio siempre hay más cutres) pero todos tienen espacio para la moto:

 *el mínimo es de 5 dólares por persona y el máximo de 30 por la habitación.

*RECORDAD QUE ESTE LISTADO ES DE 2014…SEGURO QUE LOS PRECIOS HAN SUBIDO ALGO 😦

(Esta página contiene muchos lugares para acampar y algunos hostels donde han estado otros viajeros: http://liferemotely.com/trip-shenanigans)

ARGENTINA:

Junín de los Andes:

-Hostel El reencuentro, lo lleva Álvaro, tiene habitaciones privadas y compartidas, internet, cocina, desayuno, lavadora, parrilla. El sitio es genial. Viniendo desde el norte queda a la derecha…no se si en el primer o segundo semáforo… DIRECCIÓN: 8371 Junín de Los Andes, Neuquén

La Rioja, Villa Unión:

-El Refugio del Cóndor, muy cómodo, buen precio. Cocina, internet. Muy buena opción. Si está Marcelo te puede decir lugares fantásticos para recorrer con la moto. DIRECCIÓN: Nicolas Davila 121, Villa Unión, La Rioja

Bariloche:

-Hostel MarcoPolo Inn, desayuno, habitaciones privadas y compartidas. Internet y cocina. DIRECCION: Calle Salta 422

Esquel:

Hostal El caminante, habitaciones privadas y compartidas, cocina, internet. DIRECCION: Av Alvear 1780, Esquel

BOLIVIA:

Uyuni:

-Hostal Marith, baño compartido, cocina con pequeño gasto extra. Es básico, pero está bien. Internet, el del país. DIRECCION: Avenida Potosi # 61, Uyuni

Potosí:

-La casona, habitaciones privadas y compartidas, cocina, internet, desayuno. DIRECCION: Chuquisaca Chuquisaca 460, Villa Imperial de Potosí

Copacabana:

-Hostal Sonia, cocina, internet (regular, típico de Boliva) habitaciones privadas. DIRECCION: Murillo 256 Copacabana

ECUADOR:

Montañita:

-Las Brisas de Montañita, en el barrio de Tigrillos, cerca del centro pero más tranquilo, con cocina, internet, habitación diversas para elegir según presupuesto. La más barata esta bien y cuesta 5 dólares por persona. La encargada, Sandra, un encanto.

Ibarra:

-Hostal Madrid, internet, agua caliente. Habitaciones privadas.

Quito:

-Hotel Palace, internet, habitaciones privadas. (23 usd)

PERÚ:

–Miraflores, Lima:

-Hostel Hichhicker. Hostel tranquilo, de surfistas mayormente, con mucho sitio para la moto, habitaciones privadas y compartidas, desayuno, cocina, internet. DIRECCION: Bolognesi 400, Miraflores Lima

-También está el Flying Dog, pegado a la plaza Keneddy, con desayuno, cocina, internet pero más ruidoso. DIRECCION: Martir Olaya 280 – Miraflores

Huanchaco:

-Hostal Mccallum, cocina, habitaciones privadas. Lo lleva Manuel, un tio majo. DIRECCION: Los Ficus # 460 – 305

Pacora, Lambayeque:

-Rancho Santana, bueno para acampar, hay caballos y otros animales, cocina. *Dependiendo de hacia donde vayas no pilla de camino.

COLOMBIA:

Bogotá:

-Casa 32DC, habitaciones privadas y compartidas, internet, cocina, lavadora. Un sitio tranquilo. Nos gustó mucho. DIRECCION: Calle 32 # 17-61, Bogota, Cundinamarca

Río Claro (reserva natural):

-camping básico

Medellín:

-PitStop Hostel, habitaciones privadas y compartidas, piscina, bar, desayuno, cocina, internet. Ruidoso pero mucho sitio para la moto. DIRECCION: Carrera 43E # 5-5, Medellín

Cartagena:

-Hostal Luna Nueva, habitaciones privadas y compartidas, tranquilo, cocina, internet. *sólo hay espacio para una moto DIRECCION: Centro, Calle Media Luna # 10 – 36, Cartagena de Indias,

-Hostal Mama Llena: habitaciones privadas y compartidas, tortitas de desayuno!! *sólo hay espacio para una moto DIRECCION: Calle 30 # 10-47, Cartagena

-Hostal Casa Real: habitaciones privadas, cocina, internet.

-Hostal Amber, habitaciones privadas y compartidas, cocina, internet. DIRECCION: Calle Pacoa 10-103, Cartagena

*En Cartagena siempre comimos en un sitio ideal muy bueno y barato (bonito no tanto), se llama “Este es el punto” situado en la calle Media Tripita, corta con la calle Media Luna (la calle de los hostels) y empieza justo en la acera del frente del Havana Café.

COSTA RICA:

Playa Dominical:

-Hostel Antorchas, internet, cocina, habitaciones privadas y compartidas además de camping. PLAYA DOMINICAL

La Fortuna:

-Hostel La Amistad, habitaciones privadas y compartidas, cocina, internet y café gratis. Nos costó 10 uso por persona en temporada baja. DIRECCION: a 75 metros oeste de la iglesia en la avenida principal

Playa Carmen-Mal Pais:

-Tranquilo Hostel, habitaciones privadas y compartidas, crepes de deayuno!! y café, internet y cocina.

NICARAGUA:

San Jose del Sur:

-Beach Fun Rental, habitación privada, internet y cocina.

Granada:

-La casa del poeta, habitaciones privadas y compartidas, cocina, internet y café.

Las peñitas:

-Hostal Restaurante Barca de oro, habitaciones privadas y compartidas, internet.

EL SALVADOR:

San Salvador:

-Hotel La Mascota, no estuvimos pero nos lo recomendaron los de Touratech El Salvador. DIRECCION: Calle La Mascota pasaje 2 #118

GUATEMALA:

Antigua:

-Hostal La Quinta, habitaciones privadas, internet, desayuno y cocina. (5ª calle poniente)

Cobán:

-Hostal Casa Luna, habitaciones privadas, internet. (5ª avenida )

El Remate:

-Casa de Ernesto, habitaciones privadas y compartidas, sin internet.

-Hotel Las Gardenias, habitaciones privadas, internet, más céntrico y barato que el anterior.

BELIZE:

Capital:

Si tienes la mala suerte de dormir aquí la mejor opción es Caribean Palms Inn, habitaciones privadas, internet.

MEXICO:

Bacalar:

-Hostal Casa tortuga, camping, habitaciones privadas, compartidas, cocina, internet.

-Camping Mágic, habitaciones privadas, compartidas, camping, internet, cocina.

-Camping Tribu. Lo lleva Marcos, un argentino muy majo. Todos están delante de la laguna.

Palenque:

-Camping y cabañas Maya Bell, restaurante y piscina! Llegar después de las 16h. Para no pagar la entrada al parque nacional 😉 DIRECCION: carretera a las ruinas km6

San Cristóbal de Las Casas:

-Hostel Rossco, noche gratis y desayuno para moteros!! DIRECCION:  Real de Mexicanos 16

Puebla:

-Hostal Casona Poblana (Calle 16 de Septiembre) habitaciones compartidas y privadas, buen desayuno, cocina, internet. dirección: DIRECCION: Calle 16 de Septiembre 905, Centro Histórico

DF:

-Hotel Florida, habitaciones privadas, internet. DIRECCION: Calle Belisardo Dominguez 57, cerca del Zócalo, 220 pesos x 2

EEUU:

Preguntar por los cámpings gratis, sino ir a los de pagar con sobre.

En las ciudades suele haber Campgrounds para RV (Recreative Vehicle, las casas rodantes) y a veces tienen espacio para tiendas de campaña. En Washington estuvimos en uno que costaba 25 usd (lavadora, internet, duchas, mesas, parrilla) y los hoteles costaban de 70 para arriba.

Cuando necesitéis motel, el Motel 6 suele ser el más barato de todos pero no dan desayuno. Tienen lavadoras.

AH, ¡NO ME DAN COMISIÓN!

 

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

El viaje en números

Esto es el viaje en números, podrían ser muchos más pero no somos de apuntarlo todo…

0 pinchazos (increíble!)

1 moto

2 personas

3 pares de ruedas

4 pares de pastillas de frenos

15 paises

7 meses y medio (+ 3 meses sólo en Buenos Aires)

46.000 km y pico

2 choques

varias caídas

presupuesto final: no nos atrevemos a mirarlo con detalle… jeje  pero mucho menos de lo que muchos piensan!!

cientos de amigos

miles de recuerdos

millones de experiencias

felicidad absoluta que no se puede contar con números

¡¡¡Gracias a todos por estar ahí!!!

 

 

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , | 3 comentarios

Blog de WordPress.com.