Publicaciones etiquetadas con: moto viajeros

¡El blog cumple 4 años!

¡Wow! el blog acaba de cumplir 4 años, y no puedo decir otra cosa que lo de siempre: ¡qué rápido pasa el tiempo! en estos cuatro años hemos ido de Buenos Aires hasta Nueva York en una BMW F800GS, hemos ido de Miami a Buenos Aires en una vieja Harley Sportster, hemos estado en la India con una Royal Enfield y además hemos montado una empresa que crece cada año. Hemos alternado trabajo intenso con viajes intensos, normal que estos 4 años hayan pasado tan rápido. Además de los otros viajes que hemos hecho anteriores al blog, ojalá lo hubiera contado todo en su momento porque os aseguro que cuando me fui de mochilera con mi amiga Natalia a Argentina y Chile vivimos autenticas aventuras llegando hasta Ushuaia haciendo auto-stop, incluyendo un camionero que llevaba cierta droga blanca muy adictiva en su guantera o cuando Juan y yo nos fuimos 4 meses al sudeste asiático y con una scooter nos perdimos por Vietnam, Laos, Camboya y Tailandia. Eso sí, todo lo que hemos hecho, lo hemos hecho con pasión y dejándonos la piel.

Bueno pues me he puesto a mirar cual ha sido el post más leído en estos cuatro años y ha sido una sorpresa descubrir que ha sido el de Alojamientos  ¡Alojamientos! ¿será que lo que más le preocupa a los viajeros en moto es dónde van a dormir? Entiendo que es un tema delicado, teniendo en cuenta que en la mayoría de países de Latinoamérica te recomiendan no andar de noche con la moto y que mejor estar más o menos en un lugar seguro.

¿Como hacemos nosotros? nunca reservamos un alojamiento cuando el viaje ya ha arrancado, solemos reservar la primera noche para tener un lugar donde llegar en el nuevo país, pero luego es todo improvisación. Según pasa la tarde vamos viendo donde nos quedamos. El Sudeste asiático tiene un montón de oferta así que puedes ir viendo sobre la marcha. Y tanto en América del sur como del norte también suele haber bastante oferta, siempre hay alguna pensión, hostel o camping.  El problema es encontrar algo acorde a tu presupuesto.

Cuando hemos viajado por América en general hemos gastado más o menos 10 dólares por noche los dos. A veces por ese precio hemos dormido en una habitación con baño y de construcción nueva en un hotel recién hecho en una ciudad de Perú, otras es lo que hemos pagado por una cama en habitación compartido, y otras un camping en EEUU. Claro que hay excepciones y en Costa Rica (que es bastante caro) hemos pagado 25 dólares por los dos en cuarto compartido ¡¡incluso 80 dólares una vez en EEUU!!

Ya conté en otro post varias aplicaciones móviles que pueden ayudar. Y se que existe el Couchsurfing pero nunca nos ha funcionado cuando realmente lo necesitábamos y como tienes que estar pendiente del anfitrión, al final solo la hemos usado dos veces. Un chico agradable en la Patagonia y una mujer adinerada en Bogotá que nos dejó una habitación espectacular y a la mañana siguiente su señora/asistenta nos preparó el desayuno.

Claro que nos ha pasado que se haga de noche y no tener donde dormir, y también nos ha pasado  no querer pagar lo que nos pedían y seguir carretera en plena noche. Recuerdo perfectamente ir en la ruta de noche en México y pensar que nos iban a atracar, pero también recuerdo estar en plena carretera Austral de Chile sin asfaltar, con vacas en medio del camino y mirar hacia arriba y alucinar con el cielo iluminado de estrellas. Si volviera a viajar en moto creo que aplicaría más la acampada libre, me libraria de miedos y ahorraria dinero acampando en medio de la naturleza más veces de las que lo hicimos.

Pero soy consciente de que esto no es siempre lo adecuado, depende del ritmo del viaje y del tiempo que tengas. Si vas a viajar quince días en fechas tipo Navidad o Semana Santa, no hace falta que te diga que mejor reserves ya que tienes poco tiempo y no querrás perderlo en buscar cada día hospedaje. Y si además tienes presupuesto pues un sitio cómodo y bonito te apetecerá más que cualquier agujero donde dormir y seguir carretera al día siguiente. Yo he disfrutado tanto de agujeros tenebrosos como de hoteles bonitos, lo importante es encontrar lo que necesitas en cada momento, y si viajas en moto un espacio donde guardarla es lo más importante.

Si tenéis experiencias para aportar o algún consejo no dudéis en usar la opción “Comentarios” de más abajo.

¡Saludos!

IMG_1202

Baja California, acampada libre

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Apps para viajar

No me gustan mucho los post tipo “que llevar a un viaje en moto”, la verdad es que pocas veces los leo, sin embargo reconozco que son útiles para las primeras veces y es posible que acabe haciendo yo uno porque no os imagináis los trastos que hemos llevado/cargado en nuestros viajes. Y en el otro extremo, en algunos, por no llevar no hemos llevado ¡ni cámara de fotos!

Hace tiempo que Juan me dice que quiere un dron, y yo pienso “uff otro trasto”, “luego hay que editar los videos, uff que rollo”, aunque es verdad que la mayoría de sitios donde vamos son dignos de ver desde arriba, ojalá lo hubiéramos tenido en las cataratas de Iguazú o en los templos de Angkor. En fin, ya veremos si se lo compra algún día, que ya te digo, comprar es lo fácil, después hay que sacarle provecho…

Pues por ser un domingo tranquilo y por si a alguien le sirve, hoy me apetece contar sobre las aplicaciones de móvil que nos han ido bien o mal en nuestro viajes. No son muchas pero por ejemplo:

(Los datos se basan en lo usado en nuestro último viaje de Miami a Buenos Aires en Harley, en los anteriores nunca usamos aplicaciones).

Airbnb, la odio. Recuerdo en una gasolinera de EEUU buscando alojamiento por la zona, se estaba haciendo tarde, hacia un frío que pela y no había campings por ahí. Empecé a buscar con el mapita que tiene la aplicación ya que al tener moto no tenemos problema en ir al más barato aunque esté alejado del centro. Hacía tanto frío que me costaba usar los dedos para rellenar la información y se me caía el agüilla/moquillo de la nariz todo el tiempo, estaba temblando. Pues después de media hora buscando, eligiendo y rellenando resulta que tienes que esperar a que el dueño de la casa ¡te acepte o no! Yo pensaba (ingenua) que reservabas y cuando el tipo te daba el ok podías ir, deduciendo que si el tipo pone el anuncio en la web es porque quiere alquilar, pero no sabía que tiene 24 horas para aceptarte o rechazarte. Vamos que ya te puedes quedar esperando en la calle hasta saber si te quiere o no. Entonces a nosotros no nos sirve porque la mayoría de las veces no sabemos dónde vamos a pasar la noche, no nos gusta reservar el día anterior si no sabemos si vamos a llegar al destino. Es verdad que tiene una opción de búsqueda para habitaciones que no requieren aceptación previa, pero siempre eran mucho más caras.

Así que a nosotros Airbnb no nos sirve, por lo menos en EEUU no nos sirvió y me la quité del móvil.

Luego tenia otra aplicación descargada que no duró mucho tiempo: Gamping, la verdad es que la idea me encantó porque la gente puede poner cualquier espacio que tenga donde puedas poner tu carpa, sea un garaje, un rancho o su jardín. Y por supuesto a precio más asequible que un camping. Pero nunca encontramos sitios en la zona donde estábamos. Nunca.

Booking.com, el rey de los buscadores porque la información que te dan es muy extensa y sabes de antemano donde te vas a meter, pero lo que no sabes es cuanto vas a pagar del todo porque siempre hay que añadir “tasas varias” con lo cual el precio que aparece en la búsqueda no es el definitivo. Sin embargo, lo que me gusta de Booking.com es que puedes buscar con el mapa y el localizador “alojamientos cerca de ti” y en EEUU esto nos vino muy bien por ejemplo en NY donde es tan caro dormir, pero con el mapita encontramos un sitio decente cerca del aeropuerto JFK y cerca del depósito donde estaba la moto guardada antes de ser enviada.

También nos vino genial en una ciudad de México con muy mala pinta ya que se nos hizo tarde y no encontrábamos donde dormir (a nosotros no nos pasan esas cosas de que los locales nos invitan a dormir a sus casa cuando te ven en la calle tirado, bueno sí, una vez un borracho nos invitó) así que con la aplicación encontramos rápido un sitio relativamente barato y seguro.

Lo que hacemos mucho con Booking es lo siguiente: miramos en el mapa la zona de la ciudad donde hay varios alojamientos y vamos para allá porque sabemos que ahí habrá otros más baratos y de menos categoría que no aparecen en la aplicación. O incluso alguno de la aplicación pero donde puedes regatear un poco.

Google maps. Uff es amor / odio. Suele ir bien para saber que carreteras tenemos para llegar a un sitio. Sin hacer caso de las horas que marca porque no suelen ser reales, pero sí de los km aproximados. También puedes ver si hay muchas curvas o es una carretera más directa. Y con esos datos elegir qué ruta prefieres, también hay que ir  contrastando información con la gente de la zona, aunque a veces te manden a cualquier lado. Aunque Google maps también te manda al carajo cuando no hay buena conexión. Aún tengo que contar la peor noche del viaje por culpa de Google maps en otro post.

Y por último, la que más utilizamos en nuestro ultimo viaje por las Américas: Ioverlander. Es casi ideal. Funciona offline y hay mucha información, toda metida en la aplicación por otros viajeros y con datos muy buenos. Por ejemplo, gasolineras, hospedajes de todo tipo o puntos conflictivos donde ha habido atracos a viajeros. Sobre los alojamientos, puedes saber de antemano todo lo que te ofrecen y cuánto cuestan. Hay miles de datos y la verdad es que casi todo el viaje nos vino genial. ¡Os la recomendamos!

¡Un abrazo, viajeros!

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

Costa Rica, pura vida

Cuando entras a Costa Rica desde Panamá debes pagar un seguro obligatorio (SOAT), el mismo que en Colombia, con la diferencia de que en Colombia lo haces en un supermercado (EXITO o AL KOSTO) una vez estas en el país. En Costa Rica si no lo haces en la frontera no entras. Otra diferencia con es que no puedes pagar el mínimos (un mes) tienes que pagar 3 meses. El precio es de 26 dólares y también debes hacer varias fotocopias en la frontera. Se recomienda tener del pasaporte ya hechas, pero no te libras de hacer otra del seguro y del papel de aduana. A nosotros nos pidieron la cartilla de la vacuna de la fiebre amarilla por haber estado en Colombia hacia menos de 6 días. Pero me consta que no a todos se la han pedido. Por suerte la teníamos de otro viaje. Es cierto eso que dicen que en las fronteras centroamericanas no solo se paga sino que se tarda mucho en cruzar, por ellos es mejor ir con tiempo no sea que se te haga de noche.

Después de ese trámite fuimos directo a playa Dominical donde pasamos una noche en un hostel pero durmiendo en carpa. La playa es destartalada y llena de cocos. También es ideal para los surfistas, como casi todo el Pacífico. La primera impresión de Costa Rica es que realmente es muy verde y frondoso y que realmente hay muchos norteamericanos y canadienses. Lo bueno de los hostels con surfistas es que el ambiente es mucho más tranquilo, por la noche no hacen fiestas sino que que se quedan tranquilos conversando o tocando la guitarra y por la mañana madrugan para coger olas. Son gente sana y amable y cuando hay que compartir habitación eso de agradece.

Después quisimos ir al Parque Nacional Manuel Antonio pero con tan mala suerte que estaba cerrado (cierran los lunes en temporada de lluvias). En Playa Dominical conocimos a un ex militar escocés recién retirado que se había tomado un año para viajar con su Triumph Tiger de Ushuaia hasta Alaska. Empezó viaje hace 4 meses también y desde Buenos Aires, haciendo el mismo recorrido, pero hasta ahora no nos habíamos cruzado. Así que como Manuel Antonio estaba cerrado nos fuimos con él hasta La Fortuna, en el volcán Arenal. Pasamos el día con él y al día siguiente se fue. Nosotros nos quedamos porque no quería irme de Costa Rica sin haber visto ranitas y sabia que ese era el lugar indicado.
Después de hinchar las bolas con las ranitas (como dice Juan) pude contactar con un guía local amigo de un amigo y nos hizo un súper precio para llevarnos a la noche a ver ramitas de colores 🙂 Al final a Juan también le gustó el paseíto. Si es que son unos animalitos increíbles, tan pequeños y con esos colores. El guía, William, un amor de persona que había crecido en la selva, emitía un sonido al que las ranas respondían, así sabia donde estaban y las cogía con la mano. También nos enseñó las plantas medicinales, entre ellas una con un olor muy familiar: ¡el réflex! era el árbol de donde hacían el spray para los músculos. Si es que la naturaleza es sabia! Fue una experiencia preciosa aprender de los conocimientos de William y tener las ranitas en la mano. Cuando se mueven me recuerdan a esas gelatinas que las tiras y se pegan en la pared. De pequeña las regalaban con alguna chuchería. (Contacto de William: 50688455588, su hermano también es guía local)

En La Fortuna cenamos en el mejor sitio italiano de la región Anch’io donde nos pusimos al día en vino tinto, pizza y ensalada (se agradece algo así de vez en cuando) y donde disfrutamos de la compañía del dueño, un chico encantador, amigo de una amiga.

De ahi nos fuimos a Puntarenas y tomamos un ferry hasta Paquera, en el pacifico (tarda 40 min. y cuesta unos 10 dólares los tres). De ahí a Mal País, donde nos quedamos una semana conociendo algunas playas de Costa Rica. La verdad que son todas muy verdes, nada construidas y con muchos cocos. El ambiente es de surfistas. Y también vimos muchos monos, iguanas, mariposas… ah, con William también vimos osos perezosos de dos y tres uñas (no sabíamos que había de varios tipos). No nos quedamos mucho más porque no es barato ni comer afuera, ni hacer la compra, ni el agua, ni los cigarrillos, ni la gasolina…

Así que ahora estamos en Nicaragua donde los precios son un poco más bajos y el ambiente muy relajado…

Ah, al salir de Costa Rica hay que pagar 7 dólares por persona. :&

20140709_101144

20140709_101157#1

PIC_5065 copy

PIC_5097 copy

PIC_5103 copy

PIC_5106 copy

PIC_5151

PIC_4932 copy

PIC_4939

PIC_4954 copy

PIC_4957 copy

PIC_4964 copy

PIC_4973 copy

PIC_4986 copy

PIC_4988 copy

PIC_5000

PIC_5024

PIC_5028

PIC_5040

PIC_5127 copy

Categorías: Centroamérica, Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Deja un comentario

FARC

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia son un grupo de gente que nació con los ideales del Che Guevara, se consideran marxistas leninistas, pero que con el tiempo vieron en el narcotráfico y la extorsión su mejor fuente de financiación. Con el tiempo sus acciones solo tienen el afán de poder y riqueza, según nos cuenta la gente del pueblo, haciéndoles un grupo poco apreciado. Nos han contado que no sólo están en la selva sino que también hay grupos urbanos.

Los chicos que hay al borde de la carretera pertenecen al ejército y con orgullo velan por la seguridad ciudadana. Dicen que ahora la situación está más tranquila pero que el peligro está en zonas concretas como el Valle del Cauca. Hace unos años el ejército abatió al líder y desde entonces sus actuaciones terroristas han menguado, sin embargo se siguen nutriendo del narcotráfico, extorsión y robo de ganado. Menudos marxistas.

También nos han contado como el secuestro y liberación de Ingrid Betancourt fue seguido con mucha pasión por el país durante los ocho años que duró la reclusión. Finalmente el ejército la liberó con la Operación Jaque.

Por lo que dicen, en la actualidad hay un proceso de paz mediante negociaciones pero si entráis en su página oficial ese apartado está en blanco.

Imagen

Categorías: Colombia | Etiquetas: , , , , , , , , | 1 comentario

Ecuador, país de vacaciones

¡Qué gozada Ecuador! Dejamos atrás los estresantes cláxones de Perú para entrar en el calor de Ecuador, y con él los ritmos tranquilos de su gente y de su tráfico. Se agradece. En Perú habíamos empezado a gritar a los mototaxis porque parece que conducen sin mirar y de repente los ves que vienen hacia ti sin frenar hasta que les pegas un grito y reaccionan. Además los coches se comunican con el claxon y te pitan como si estuvieras haciendo algo malo. Es muy estresaste.

Ecuador es muy fácil disfrutarlo, hace calor, las carreteras son excelentes y la gasolina baratísima. Con 12 dólares llenamos los dos tanques. Así da gusto parar a repostar. Además hay mucha fruta y pescado fresco, una delicia. Nosotros llegamos a Montañita desde la frontera, y es un lugar súper turístico pero encontramos un hospedaje barato cerca de la playa, un poco alejado del jaleo y no nos sacaban ni con espátula.

También estuvimos con la familia de un amigo y nos trataron de maravilla. Llegamos a su pueblo, El Carmen, un domingo y justo había una competición de 4×4. Nos invitaron a tomar cervezas y comida típica. Lo pasamos genial.

Después fuimos a la mitad del mundo y al museo. Es súper interesante ver como afecta estar en el punto 0 del planeta al agua o a nuestra cuerpo. Además en el museo hay una cabeza reducida traída de las tribus de la selva donde habitan los reductores de cabeza ¡increíble! Si cierras tu puño sabrás el tamaño de tu cabeza reducida.

Luego estuvimos en Quito, que tiene una zona colonial súper bonita y bien conservada.  La gente es muy amable, como no llevamos GPS ni mapas siempre estamos preguntando a los que pasan por la calle y terminamos con un grupo de personas que nos rodea, todos nos quieren ayudar y todos quieren saber del viaje así que cuando nos vamos de ahí ya no nos acordamos de las indicaciones que nos han dado.

Y de ahí nos fuimos para Colombia. Fue muy breve nuestro paso por Ecuador, nos quedamos con las ganas de ver el volcán Cotopaxi, otras playas, la selva, las galápagos etc. Esperamos volver algún día. Como dice el lema turístico del país: “All you need is Ecuador”.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

En la mitad de mundo un huevo se sostiene sobre un clavo porque las fuerzas de la gravedad hacen que todo caiga hacia abajo, por eso la yema cae dentro del huevo y el agua no gira hacia ningún lado.  Imagen

Imagen

ImagenImagenImagen

VIDEO sobre el efecto en el agua ¿os acordáis del capítulo de los Simpson? cuando van a Australia y lo primero que hace Bart es tirar de la cadena… aquí podréis ver lo que pasa en los dos hemisferios y en el centro.

http://youtu.be/VpqbCkPDjNE

ACTUALIZADO 30/11/2014: **DESPUÉS DE VARIOS MESES ME HE ENTERADO (O DICEN POR AHI)  QUE LO QUE HACEN EN EL MUSEO DE MITAD DEL MUNDO CON EL AGUA ES UN MONTAJE PARA TURISTAS. Ya les vale, jugar así con nuestras emociones!

Categorías: Ecuador | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Recomendaciones para viajar por Bolivia

Si vas a viajar por Bolivia en moto que sepas que no es tan terrible como mucha gente dice. Seguramente la mayoría de viajeros ha tenido una mala experiencia porque es cierto que los conductores de los autobuses parecen el diablo encocado. Pero en la moto es distinto, esos autobuses y camiones kamikaces quedan atrás. Además en caso de tener que esquivar uno, con la moto es más rápido porque lo ves venir.

Hay pocas carreteras asfaltadas, pero las que hay están transitables y hay alternativas para evitar el ripio. Si vas desde Villazón a Tupiza es asfalto. De Tupiza a Uyuni es ripio malo, pero lo puedes evitar yendo de Tupiza a Potosí y de Potosí a Uyuni. Aunque es más largo.

Si vas a alojamientos baratos tipo hostels o pensiones, como nosotros, antes de pagar debes preguntar 4 cosas que parecen básicas pero no lo son: agua caliente, estacionamiento, cocina, internet. Estos no siempre están disponibles y si lo están a veces te cobran extra por ello. El estacionamiento a veces es en otro lugar, hay que fijarse bien que sea seguro antes de dejar la moto. Si te dicen que hay agua caliente, pregunta el horario, y por si acaso avisa antes de ducharte porque te va a pasar que enciendes el agua, sale templada, te quitas la ropa, te metes y te cagas de frío. En los 10 días que estuvimos en Bolivia (excepto en Copacabana) nunca salió el agua lo suficientemente caliente. Y al preguntar, siempre había pasado algo: el gas se acabó, el gas estaba apagado, no había agua, el tanque estaba vacío, uno de los calentadores estaba roto. Repito, avisa antes de quitarte la ropa de que te vas a duchar. En otros climas no pasa nada, pero en el altiplano boliviano, después de un largo día en moto, cansado, sucio, lleno de polvo y sudor si quieres una ducha caliente asegúrate antes. Si te dicen que hay internet, muchas veces apagan el router y tienes que avisar de que no hay conexión para que lo conecten. Y aún así no es garantía de que funcione, se corta mucho o es muy lento. A veces, le echan la culpa a las montaña.

Comer en los restaurantes turísticos esta bien de vez en cuando, pero si quieres pagar poco los menús son una opción súper económica y buena. Incluyen una entrada, un principal y un postre. Los mercados de la calle están geniales para comprar fruta, verdura, pan y huevos a precios muy bajos.

Nosotros estuvimos muy poco tiempo, nos faltó la zona norte. Pero bueno, no se puede ver todo y así queda algo para otro viaje.

Categorías: Bolivia | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.