Centro América en moto
Viajar

LA POLICÍA

Por en 19 diciembre, 2014

En muchos casos la policía de Latinoamérica puede no dar confianza. Y es cierto que tienen bastante mala fama, sobre todo de corruptos. Y es cierto que más de uno aprovecha al ver un par de turistas para sacar tajada, por poca que sea.

Sin embargo, os aseguro que nos han tratado peor los guardia civiles y policías de aquí de España  (sin ofender a nadie) que en cualquier otro país. En una ocasión un coche de policía nos siguió hasta detenernos y nos preguntó qué hacíamos por ahí. Veníamos del pueblo de al lado, a 7 km de casa. Estaban buscando un coche como el mío y éramos sospechosos (nunca supimos de qué). Cuando escucharon hablar a Juan le preguntaron de dónde era y cuánto tiempo llevaba en España. En un tono que sólo les faltó añadir “sudaca”. Al ver que no coincidimos con los sospechosos nos dejaron ir, pero nos fuimos con mucha rabia por el trato recibido.

En otra ocasión, volvíamos de Tailandia y en el aeropuerto nos paró la guardia civil. Vale que nuestras pintas no eran las mejores pero es que el guardia civil nos habló con un tono tan despectivo y arrogante que nos tuvimos que morder la lengua para no montar un show. Porque, eso si, olvídate de responderles o subir el tono porque la lías.  Nos registraron todo y nos dejaron ir.

Seguro que hay polis majos, pero ese tono que suelen usar sacado pecho y en plan “un respeto a la autoridad”… ejem. En fin, que en Latinoamérica os van a parar nada más veros venir y muchas veces tratarán de sacaros dinero. Otras, solo querrán cotillear sobre el viaje, saber de dónde venís, a dónde vais y cuánto cuesta la moto (las tres preguntas que todo el mundo nos hace). De vez en cuando revisan las maletas, pero cuando les explicas que está todo ordenadito, que cuesta mucho colocarlo todo en un espacio tan reducido y que sólo llevas ropa, cosas de camping, cosas de neceser, porque estamos viajando sabe usted así que llevamos nuestra cocina, nuestra habitación y en definitiva nuestra casa en estas maletas, usted sabe….pues no manosean mucho tus pertenencias.

El truco es (en los países de mucho calor) parar en pleno sol, no busquéis la sobra del árbol (dónde suelen estar sentados ellos), parad donde pegue más fuerte y en cuanto empiecen a sudar os dejaran ir.

Otro truco es preguntarles qué buscan. A lo que suelen contestar drogas o armas, entonces respondes con una pequeña risa, no muy grande para que no se ofendan (ellos son la autoridad) pero lo suficiente como para explicarles, en tono amigable, que eres un turista, que lo único que no quieres es meterte en líos y que nunca llevarías drogas. ¿Un arma? que va, si en España no usamos de eso, no hemos visto una nunca.

Y así quedas como una persona responsable, que sólo viaja para conocer otras culturas, personas maravillosas y paisajes de ensueño ¿acaso no es así?

Y bueno, ¿el mejor de los trucos?  llevar una camiseta de Maradona (aunque esto funciona mejor si eres Argentino) pero no falla. Maradona es un ídolo en cualquier parte del mundo. Todo el mundo lo conoce y a todo el mundo le gusta el fútbol. Cualquier conversación sobre Maradona y el fútbol hará olvidar el propósito de su parada.  Y si no os lo creéis mirad este video y sabréis como Maradona os puede salvar la vida:

 

 

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

VIAJEROS EN MOTO
Mallorca

Somos Amanda (29 Mallorca) y Juan (33 Buenos Aires), hace cinco años que trabajamos en verano y viajamos en invierno. Hemos estado en muchos sitios con la mochila, pero esta vez queríamos hacer algo diferente y por más tiempo. Así que vendimos todo lo vendible, cambiamos de moto y nos lanzamos a recorrer las tres Américas sin planificar prácticamente nada. Nos movemos con nuestros ahorros y nuestra ilusión de conocer lo máximo posible de este maravilloso mundo. Cada día pensamos cómo podemos hacer para que este viaje nunca se acabe, así que veremos que sale de esta aventura. Os invitamos a seguirnos en este viaje que nació de una loca por los viajes y un loco por las motos.

Suscríbete a nuestra NEWSLETTER




Facebook
¡Síguenos!