Centroamérica

CENTRO AMÉRICA

Por en 21 julio, 2014

Los países pequeños de Centro América los hemos hecho en pocos días pero nos hemos encontrado con muchos moteros.

Al pasar de Costa Rica a Nicaragua conocimos dos brasileños con sus BMW 1200 que iban hacia Alaska. Viajaban bastante rápido así que sólo rodamos con ellos hasta el primer pueblo, San Juan del Sur. Se sorprendieron de que no lleváramos GPS, y ya son unos cuantos los que se sorprenden de que no llevemos. Pero más me sorprende a mi que se sorprendan. Con google maps y sabiendo el nombre del pueblo al que queremos llegar no es difícil encontrarlo, si no siempre preguntamos en las gasolineras o consultamos el smart phone y ya está. Así hemos llegado hasta aquí y no me parece imprescindible el GPS. Estos brasileños llevaban tantos cachivaches que la moto parecía un robot, sólo les faltaba el piloto automático.

Pero lo mas loco que hemos visto nunca es una antena (como las de radio) que se alargaba y al final tenia unos dientes de metal. Resulta que en Brasil mueren decapitados muchos moteros por cruzarse ¡con la cuerda de una cometa! Asi que con esa antena la cuerda se engancharía y cortaría antes de degollarlos. Un poco exagerado ¿no? Esta es digna de aparecer en el programa “1000 maneras de morir”. Aunque desde que nos contaron eso hemos visto dos niños con cometas y por si acaso agachamos la cabeza cual tortugas jaja.

En Nicaragua estuvimos un día en San Juan del Sur, dos en Granada y uno en Las Peñitas. Cruzamos a Honduras, donde pasamos una noche y sólo podemos decir que comimos bien, dormimos bien y la gente fue súper amable.

En El Salvador estuvimos una noche, en la playa Los Tuncos, pero antes de eso pasamos por Touratech, en la capital, a comprar pastillas de freno y ahí conocimos a un motorista de Rally que nos llevó a casa de otro y nos invitaron a tomar algo además de darnos unas pegatinas. Nos dieron sus tarjetas por si necesitábamos algo en el país. Me encanta la hermandad de los motoristas. Al viajar con la mochila éramos dos mochileros más, pero con la moto es otra cosa. Nos tratan de maravilla, todos quieren saber del viaje y se frecen a ayudarnos. Incluso en la frontera, donde estaban revisando a todos los turistas de un bus, a nosotros ni nos registraron y nos preguntaban sobre el viaje. Los niños nos miran asombrados y a los adultos les encanta la moto. Es como que la moto transmite algo. Una emoción, una pasión. Por eso cuando nos cruzamos con otros moto viajeros no hace falta explicar nada, nos hablamos como si fuéramos amigos de toda la vida.

Cuando voy a preguntar en algún hostel, al salir me encuentro a Juan rodeado de gente preguntándole de todo, pero sobre todo ¿cuánto cuesta? ¿cuánto corre? ¿de dónde vienen? ¿a dónde van? en ese orden…

En la frontera de El Salvador con Guatemala estábamos haciendo los trámites de aduana y escuchamos mucho ruido. Eran más de diez BMW salvadoreñas que venían de pasar unos días en Guatemala. Charlamos un rato sobre viajes y nos contagiaron su entusiasmo porque ese trámite aduanero estaba siendo el peor de todo el viaje. Los funcionarios no sabían como hacerlo.

Al entrar en Guatemala nos encontramos una Triumph 950, nos adelanta y al rato la vemos parada en el arcén. Juan para a ver que pasa y era que se le había apagado de repente. Bueno, sacan la tapa y era la batería que en un bache se había aflojado. Con un par de ajustes arrancó de nuevo. Contento el chico, nos acompañó hasta casi Antigua de Guatemala. Un chico muy majo que hacía cada semana 300 km de ida y 300 km de vuelta para ver a su novia de El Salvador.

Ahora estamos en Guatemala y no sabemos si iremos a Belize a bucear o directo a México…ya veremos.
Un abrazo grande!!

IMPORTANTE SABER ANTES DE DECIDIR CRUZAR CENTRO AMÉRICA, SE NECESITAN DÓLARES, BASTANTES.

Estos son los precios de las fronteras Centroamericanas (Julio 2014):

PANAMÁ: 15usd el SOAT (seguro obligatorio para un mes, menos no se puede)

COSTA RICA: 26usd el SOAT por 3 meses (menos no se puede). 7usd por persona para salir.

NICARAGUA: 12 usd por persona, 3usd desinfección ruedas (debe ser un timo porque está un poco antes de la aduana y luego nunca nos pidieron el justificante), 12usd el SOAT.

HONDURAS: 3usd por persona, 35usd por la moto, y no es un seguro ni es nada ¡es una tasa!

EL SALVADOR: nada, por suerte.

GUATEMALA: 22usd de tasa por la moto.

BELICE: 15usd por el seguro de la moto, y 19usd por salir del país!!

MÉXICO: 59usd de impuesto por entrar la moto y un depósito de 300 o 400 use (según el año de la moto) que te devuelven al salir del país. Lo puedes abonar con tarjeta o en efectivo. PERO se recomienda en efectivo porque si te lo cobran por tarjeta lo hacen al tipo de cambio del día y a la hora de devolvértelo usan el cambio del día en que saliste. Y aunque parezca que no, perdimos dinero porque las divisas habían cambiado.

Si se anda corto de dólares conviene sacar del banco en Panamá ya que es la moneda oficial.

En El Salvador también se pueden sacar dólares del banco. Cuando nosotros sacamos nos dieron 400usd en billetes de 10 y por un momento me “emparanoié” pensando si aceptarían esos billetes en USA porque aunque son dólares, son de otro país… al final los cambiamos en México pero se nos quedó la duda…

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
2 Comments
  1. Responder

    Carla

    25 julio, 2014

    No he estado pero todo el mundo recomienda Belize, son sólo por el buceo, dicen que es precioso!!
    Besos!!

    • Responder

      viajerosenmoto2014

      26 julio, 2014

      Hola Carla! Hemos entrado desde Guatemala y nos ha parecido muy bonito, ademas hay una comunidad muy grande de Amish y justo hemos visto dos nenes, bien rubios, con su ropa tipica y nos han saludado! Ahora estamos en la capital y es bastante fea y solo hay un par de hotelillos pero mañana vamos a las islas a hacer snorkel y tiene muy buena pinta. Por cierto despues de belice vamos a pasar por Cancun a recojer unas ruedas nuevas y me recuerda a ti jeje

DEJA UN COMENTARIO

VIAJEROS EN MOTO
Mallorca

Somos Amanda (29 Mallorca) y Juan (33 Buenos Aires), hace cinco años que trabajamos en verano y viajamos en invierno. Hemos estado en muchos sitios con la mochila, pero esta vez queríamos hacer algo diferente y por más tiempo. Así que vendimos todo lo vendible, cambiamos de moto y nos lanzamos a recorrer las tres Américas sin planificar prácticamente nada. Nos movemos con nuestros ahorros y nuestra ilusión de conocer lo máximo posible de este maravilloso mundo. Cada día pensamos cómo podemos hacer para que este viaje nunca se acabe, así que veremos que sale de esta aventura. Os invitamos a seguirnos en este viaje que nació de una loca por los viajes y un loco por las motos.

Suscríbete a nuestra NEWSLETTER




Facebook
¡Síguenos!