Lo que no contamos

Hoy hace un año que salía nuestro avión a Doha, para luego ir a Buenos Aires. La moto estaba en algún punto del Atlántico y nos esperaba un gran viaje por delante. Habíamos salido sin apenas preparación, sin saber cómo iba  ser el viaje y sin saber si íbamos a ser capaces.

Nos habíamos documentado en internet, pero los viajeros en moto que aparecían nos resultaban bastante lejanos. Nosotros no habíamos llegado a un momento de nuestra vida en que queríamos dejarlo todo para viajar, sino que era un viaje más, eso sí, en moto y con lo que eso conlleva. Tampoco teníamos sponsor, decíamos ¿y si pedimos a alguna empresa que nos de algo? pero nos daba vergüenza, ¿qué vamos pedir? tenemos nuestros ahorros, el año que viene volvemos, trabajamos, ahorramos de nuevo y ya está. No íbamos a depender de lo que nos dieran otros. Es que habíamos escuchado presupuestos desorbitados para dar la vuelta al mundo y hasta viajeros que sin sponsor no salían… Mirar lo que hacen otros está bien, pero hasta cierto punto. Nos decíamos que primero lo hacíamos a nuestra manera y ya iríamos aprendiendo en el camino. Ahora ya sabemos con quién o no mandar la moto, cómo se hace, cuánto cuesta, cómo relacionarse con la policía, dónde pagar un seguro y donde no etc. Lo hemos aprendido después de haberlo  hecho, porque por mucho que leas a otros cada uno hace su viaje.

Ahora ha pasado un año y nos queda la experiencia, los recuerdos y lo mejor, los amigos que hemos hecho. Estamos empezando de nuevo en Mallorca y pensando ya en futuro viajes.

Os dejamos aqui lo que no contamos hasta ahora:

-En Machu Pichu me puse mala y estuve vomitando por los escalones de cultivo. Me iba quedando sin fuerzas y no pude subir a la montaña esa desde donde todos se hacen la foto. Fui al médico de ahí y me dio unas pastillas pero seguí vomitando.

-Solo lavamos la ropa de moto una vez en todo el viaje. Y yo la chaqueta cuando llegamos a casa.

-En una ruina de Perú nos encontramos una servilleta con marihuana.

-En una autopista de NY un coche nos pitó y nos preguntó de donde veníamos, yo le grité “desde Argentina” y nos hizo un ok con el dedo. Al rato en un atasco se nos pone a nuestra altura y no pasa un porro de marihuana por la ventana del coche.

-Una experiencia surrealista fue estar dentro de la tienda de campaña y de repente Juan roza la tela y salen chispas. Empezamos a frotar la mano contra el techo y salían chispas que hasta hacían ruido.  Era estática pura, quizás producida por el viento constante en la maleta de afuera donde estaba la tienda. Pero estuvimos unos quince minutos frotando las manos en el techo y flipando. Y no, no nos habíamos fumado la marihuana esa noche.

-Nos fuimos sin pagar de un camping en EEUU

-Somos tan ratas que hemos manejado bajo la lluvia hasta encontrar un hostal barato.

-En Bogotá hicimos Couchsurfing y nos quedamos con una familia bastante adinerada. Tenía sirvienta y cuando nos levantamos a la mañana siguiente la señora nos dijo: “¿buenos día señorita, qué quiere que le prepare para desayunar?” “¿y a usted señor?”.

-Entramos en el concierto de Calle 13 gracias a que el hermano de René Perez leyó un mail que les mandé. Cuando Rene nos vio en los camerinos nos dijo “quiero hacerme una foto con ustedes”. No nos lo podíamos creer!!

-En Puebla, México nos quedamos sin gasolina. Tuve que coger un taxi que me llevara a una gasolinera y llenar un bidón. Somos de esos que no les gusta poner gasolina y apuramos hasta el final, luego pasa que no hay donde repostar. De hecho casi nos quedamos tirados varias veces. Y por más que lo hemos pasado mal más de una vez, lo seguimos haciendo.

-En la entrada a  los parque nacionales de Argentina,  sólo hablaba Juan porque al ser argentino pagábamos menos. Más de una vez tuvimos que explicar por qué la matricula era europea y yo poner acento argentino.

-Perdí mi cámara (una Nikon D7000) en Cartagena de Indias. Me di cuenta a la mañana siguiente cuando íbamos de camino al velero porque mi bolso pesaba muy poco. Se me puso el corazón en la boca y salí corriendo hacia el sitio donde habíamos cenado la noche anterior. Solo podía estar ahí. Cuando llegué me dijeron que no habían encontrado nada, que seguro alguien la vio y se la llevó. Busqué al dueño el cual se puso a buscarla y la cámara apareció!!!!

-Los Agradecimientos que hemos publicado son para Mano Industrial, quien nos regaló el protector de faro. Transportes Ricco, quien nos facilitó el traslado de la moto desde el puerto de Buenos Aires hasta la casa de Juan. Alma Gaucho, una empresa de viajes en 4×4 por Argentina, llevada por Walter, quien nos invitó a un asado y nos aconsejó rutas en moto muy buenas, además de darnos consejos de conducción off road ya que Walter es instructor.Y Camel ADV por hacer un sorteo de una tanque de gasolina extra y que tuvimos la suerte de ganar. El dueño nos lo mandó desde Canadá y nos ha ido mandando piezas que ha ido fabricando para mejorar su rendimiento. Un tío genial. De nuevo ¡GRACIAS a todos!

-También queremos agradecer a la familia de Carlos que nos acogió maravillosamente en Ecuador así como a la familia de Giovani Salazar que también nos tuvo en su casa de Colombia como a dos más de la familia. Eternamente agradecidos.

-Siguiendo con mis estudios en la UNED, hice mis exámenes de Febrero en Buenos Aires y los de Junio en Bogotá. Llevaba los apuntes en la moto.

Anuncios
Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: