Islas flotantes de los Uros y muerto flotante.

Resulta que en el Lago Titicaca se instalaron las tribus de los Uros porque querían esconderes de los bravos Incas. Ahí construyeron unas magníficas islas formadas con totora, un junco acuático que crece en la zona. Las islas flotaban muy bien y eran seguras para vivir así que aprendieron a cultivar sobre ellas y mantenerse a flote cuando había vientos fuertes.

Hoy en día te venden el tour para visitar las islas, pero más que un tour parece un circo. A mi parecer es el mejor invento que he visto hasta ahora, te quedas en las islas esperando a que vengan los turistas y les vendes artesanías que has comprado al por mayor. También puedes criar truchas y cobrar para que los turistas les den de comer, luego les cobras por comerse una. También les puedes cobrar para ir al baño, que es lo mismo que hacerlo en el lago, porque cuando te paseas un poco por ahí puedes apreciar la mugre que flota en el agua del lago sagrado.

Si no es suficiente puedes poner a tu hija pequeña a cantar canciones en distintos idiomas y luego ella, con carita inocente, pasará el sombrerito para que dejen una moneda.

El tour te lleva a una isla donde viven algunas personas, pero te dicen que si quieres ver la capital de los Uros hay que ir a otra isla, la más antigua (eso nunca lo sabrás porque la totora se va reemplazando y no sabes la antigüedad de cada una).  Para ir a esa isla capital, no te lleva el barco en el que viniste, sino que te lleva otro que no está incluido en el precio. Puedes intentar no ir, pero te van a insistir tanto que vas a parecer un chungo que no quiere colaborar con los Uros así que terminas cediendo. El barco que te lleva a esa isla capital es todo hecho de totora para que parezca más auténtica la aventura de ir en un barco original de los Uros, pero para que se mueva por el mar lo empuja otro barco con motor.

La isla capital es una isla más, como las otras, pero ahí tienen el restaurante de las truchas, coca cola y cerveza. El dueño del restaurante se entusiasmó con otros turistas porque resulta que eran de la misma zona de Lima que él y les contó como antes trabajaba en una fábrica de por ahí…. así que de Uro tenía poco el señor.

Lo del muerto es porque al llegar a la mañana al puerto había mucha gente y espectación.  No sabíamos que pasaba así que nos acercamos a ver… y ahí estaba… la cabeza, ya de color azul,  sobresalía del agua. Un hombre, al parecer bebido, se cayó al agua durante la noche y amaneció ahogado, flotando, donde salen los barcos para las islas.

No me mal interpretéis con las islas, están bien, pero se nota tanto que van a sacarte las monedas ¡que pierde todo el encanto!

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Anuncios
Categorías: Perú | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: